16/10/08

48

No es habitual, en realidad nunca lo he hecho, pero hoy voy a hacer un pequeño paréntesis en mi historia con Lola, aunque la entrada de hoy está directamente relacionada con ella también.

Tengo un blog bastante soso. No tengo enlaces, ni fotos, ni música y hasta hace poco creo que no tenía ni visitas. Sé que tardo mucho en actualizar y no contesto los comentarios. En realidad soy un desastre de blogger, ni siquiera pretendía serlo pero una vez que se empieza algo hay que terminarlo. De todas formas, quiero agradecer todos los comentarios que me dejan, quiero agradecer a todos los que se molestan en leer esta historia aunque no digan nada y también quiero agradecer todos los que han enlazado mi blog al suyo. No contesto por falta de tiempo y de recursos. No tengo teléfono, ni televisión y ahora mismo tampoco tengo ordenador. Pero sí que suelo leer todos aquellos blogs que se han pasado por aquí alguna vez o habitualmente...

Alguna vez he recibido emails diciendo que no se creen esta historia o que por qué no hago tal cosa o qué pasa con Lola y un montón de cosas más. A mi me da igual, quiero decir que esta historia es verídica, lo que pasa es que está contada desde mi punto de vista, de cómo siento yo las cosas. Si le preguntaran a Lola probablemente sería una historia completamente diferente. Que por cierto, Lola, no estaría mal que lo hicieras...

El caso es que esta historia pasó hace tiempo y yo ahora la escribo desde la distancia porque es lo que me apetece. Hace 4 años que no veo a Lola pero nos comunicamos por internet. Además Lola es de esas personas que siempre dan confianza. Si la viera dentro de cien años estoy seguro de que no habría ni un silencio incómodo. El tiempo no cuenta, siempre será como si fuese ayer mismo. Y que conste que nunca he pretendido dejar mal a Lola, de hecho hay cosas que no he contado. Tampoco la adoro como dicen otros, no es una diosa. O bueno sí, quizás la adoro porque es adorable.

Me estoy desviando muchísimo del tema. En realidad hoy quería poner dos cortometrajes que ha puesto ella en su blog. Incluso aparece en los créditos de uno porque ayudó con el sonido... Sólo espero que algún día aparezca en los créditos pero del suyo propio... El caso es que los pongo no sólo por ella sino porque me ha gustado mucho el trabajo que han hecho. Son cortos en plastilina y siempre he admirado la animación en stop motion por el trabajo que conlleva. El primer corto se llama "Quiero ser tortilla" y el segundo "Hasta las huevas". Son cortos encargados por Veterinarios Sin Fronteras así que tratan temas muy específicos. Están realizados por Citoplasmas, una productora de Barcelona cuyos creadores son Irene Iborra y Eduard Puertas. Si queréis ver algún trabajo más personal de ellos podéis verlo aquí.





3 comentarios:

Lola dijo...

¿4 años ya?
joder, me acaba de invadir la tristeza, mierda! creo que estoy deprimida...

odio que pase el tiempo tan rápido, ya ni siquiera hago chorradas :'(
ni bebo margarita, ni, ni, ni hago chistes!!

p.d.: ¿que no soy una diosa? si me hacen todos los días altares. soy guapa, inteligente, fresca... yeee me acaba de salir un chiste!!

:******

Motz dijo...

Hola Javi he leido tu blog de cabo a rabo y la verdad es que es precioso.
creo que pocas personas son capaces de escribir sus sentimientos e impresiones de manera tan clara y que a la vez enganchen como lo has hecho tú.
Por lo menos has tenido con Lola una amistad de ess que rara vez se dan en la vida

Nairithis dijo...

CUAL ES EL BLOGG DE LOLA QUIEROOOO SABER DICEME SIP??? :)