25/7/08

43

No supe nada de Lola en una semana. Me empezaba a desesperar pero como me había colgado enfadada no quería llamarla para no agobiar. El problema es que ella tampoco me llamaba y no sabía muy bien por qué. Me enfermaban estas situaciones porque me ponía paranoico. Realmente ella tiene a su novio, su trabajo y su familia. Tiene su vida y pasa de mi y yo cada día estoy más loco. Pensaba que era una egoista y una interesada. Luego pensaba que no era justo hablar así de ella porque era mi amiga y ahora mismo se encontraba en una situación problemática y tal vez el egoista era yo.

Tocaron al timbre de la calle pero yo pasaba de abrir. No quería ver a nadie y mucho menos hablar... Volvieron a llamar con insistencia y grité a nadie "no estoy coño". El timbre dejó de sonar pero al minuto volvieron a tocar, esta vez parecía que sonaba como una melodía de Nirvana. "Esas chorradas sólo las hace Lola"

-¿Quién?
- Abre mongolo

Era Lola, tan delicada como siempre. Ni siquiera la había visto y ya me estaba riendo.
Nada más subir me dijo:

- Joder tío, aquí huele fatal. Qué mierda te pasa
- Qué ocurrencias tienes, mira que tocar así el timbre, haciendo musiquita
- Era para que me abrieras. Sabía que estabas. ¿Qué ha pasado aquí?
- Nada, es que no he salido en una semana
- Ya bueno, ni te has duchado por lo que veo
- ¿Qué haces tú aquí? ¿Por qué no me has avisado de que venías? Te podía haber recogido en la estación
- Si es que no iba a venir, en realidad iba a Elche porque habíamos quedado para comer con unos amigos pero cuando estaba en la puerta del tren a punto de bajar he decidido "saltarme la parada".
- ¿Por qué has hecho eso?
- No lo sé
- ¿Has dejado colgado a tu novio y sus amigos?
- ¿Crees que me van a echar en falta? lo pasarán mejor sin mi. Además estoy harta de que se burlen de mi por trabajar en un McDonalds. Joder, mis padres se han divorciado y yo me he dejado la carrera a mitad para poder pagar las facturas de la casa. Se supone que son mis amigas pero no paran de herirme. Mira Javi, lo estoy pasando mal y no sé qué hacer. Creo que voy a mandarlos a todos a la mierda. Yo no soy como ellas. Joder, no soy mejor pero tampoco soy una mierda, simplemente somos diferentes y queremos cosas distintas. Anoche me llamó una amiga llorando porque no habían naúticos de su talla y tiene que esperar hasta la semana que viene...
- ¿En serio?
- Sí. Y la verdad es que hoy no me apetece verlas. Que coqueteen con mi novio a sus anchas, que se lo follen si quieren, hoy necesitaba hablar contigo
- ¿De qué?
- Primero dúchate y haz algo con esos pelos tristes. Yo limpio un poco por aquí...

Cuando salí de la ducha el salón ya estaba presentable. Lola me había puesto una lavadora y había fregado los platos pero me miraba cabreaba con una botella en la mano.

- Javi, ¿qué es esto?
- Una botella de whisky
- ¿Y desde cuando bebes whisky?
- Desde que pensaba que pasabas de mi
- Joder Javi. No eres un bebé. No puedo estar todos los días pendiente de ti.

Lola rompió a llorar. Soy un gilipollas. Un auténtico gilipollas.

- Lola venga no llores.
- Joder Javi, no me lo pongas tan difícil. Saber en la situación que estoy. No puedo controlarte
- Pero yo no necesito que me controles
- Mierda Javi. Hace unos meses te encontré casi muerto en la bañera. ¿Pretendes que no te vigile?
- Lola eso fue un error, la estupidez más grande que he hecho nunca y no pienso volver a hacerlo. Sabes que nunca te haría daño. Estoy bien. Sólo creía que estabas enfadada conmigo y me volví un poco paranoico.
- Pues sí, estaba enfadada pero por eso somos amigos. Porque nos podemos enfadar y luego nos perdonamos. Porque creo que tú siempre eres tú y yo puedo ser yo misma cuando estoy contigo y puedo ponerme idiota sin que me montes una escena
- Lola tienes razón. Lo siento. ¿Me cortas el pelo?
- No, para eso hay profesionales
- Va Lola, si sólo tienes que pasarme la máquina al 1 y ya está. Venga que tengo unas greñas feas y hace calor
- Bueno venga, vamos al balcón. Pero antes firma esto.

Me hizo firmar una hoja donde ponía que si me cortaba una oreja era responsabilidad mía. No me cortó una oreja pero mientras me pasaba la máquina se escuchó un "ups".

- Ups qué Lola
- Que se me ha ido un poco la mano, te he hecho una calva
- ¿Joder en serio?
- Sí pero te lo puedo pintar con un rotulador negro
- No tengo rotulador negro
- ¿Te dejo como un kiwi?
- Joder Lola no me puedo creer que me hayas hecho una calva, ¿dónde mirabas?
- Es que ha pasado una mariposa
- ¿Por una puta mariposa voy a parecer un monje budista?
- Hombre si no te vistes de naranja sólo vas a pareces Keanu Reeves en Speed
- ¿En serio me parezco a él?
- Mmm, un poco pero no empieces a hacerte el chulo
- Me gusta ese tío. Es guapo
- Ya lo creo. Pero es más guapo Jhonny Depp no?
- no sé yo qué decirte eh. ¿A cuál de los dos te tirarías eh Lolita?
- A Jhonny. Joder pero no me lo tiraría. Es demasiado perfecto, sólo lo miraría
- Anda ya! ¿Quién tendrá la polla más grande de los dos?
- ¿Entre tú y Jhonny Depp?
- No joder, entre Jhonny Depp y Keanu Reeves
- Ah! Pues no lo sé pero eso da igual. No me hables de pollas cuando tengo tijeras en la mano. ¿Te dejo una trencita?
- No, con la calva tengo suficiente, pero gracias por preguntar.
- Ale pues ya he acabado, qué cantidad de pelo te he cortado
- Normal, si estoy al rape... Muchas gracias por haberme dejado como Keanu Reeves y no como Van Gogh
- De nada. Vamos a comer anda, que aún no te he contado para qué quería hablar contigo...


6 comentarios:

viento dijo...

:D

Peter Punk dijo...

:) jeje!

Despojito dijo...

Por el amor de dios!!! sigue escribiendo y no nos dejes asi!!!!!!!

Lola dijo...

tampoco te dejé tan calvo, era verano así que no es cuestión de exagerar...

Nayheli dijo...

que divertidos son, me recuerdan a mi y a mi mejor amigo hace algunos ayeres...
no cambien esa amistad...ni permitan que los separe ninguna esposa paranoica y psicotica celosa.

dimeLisa dijo...

de verdad que me ha hecho reir esta historia : )