20/11/08

51

Estuve un tiempo dándole mil vueltas a la cabeza. No sabía que era lo correcto. ¿Le digo a Lola que su novio la engaña o dejo que lo descubra ella sola? Sé que hay gente que estas cosas las tiene muy claras pero yo siempre he sido muy torpe. Por un lado, es una cosa que yo no había visto con mis propios ojos. Me lo había dicho Txema y había posibilidades de que se equivocara porque nosotros no conocíamos a su novio, lo habíamos visto un par de veces de lejos. Tampoco quería ser yo el que hiciera llorar a Lola con esa clase de noticias. Además Lola ya no me pasaba ni una. Ella sabía que yo odiaba a su novio.

- ¿Txema estás seguro de que era el novio de Lola?
- Sí. Y también estoy seguro que la chica no era Lola...
- Joder, no sería una amiga de Lola no?
- No sé. Joder eso sí que sería una putada.
- ¿Y qué piensas hacer?
- Yo no voy a hacer nada Javi. ¿Crees que Lola se lo va a creer? Cuando se entere lo pasará mal un tiempo y luego se liará con otro gilipollas que la trate igual o peor.
- Joder Txema, no seas tan frívolo. Lola es tu amiga, debería de importarte.
- Claro que me importa. No es sólo mi amiga, significa mucho más pero creo que nosotros ahora no podemos hacer nada.
- Ya y cuando sepa lo de su novio que crees que pasará cuando se entere de que nosotros lo sabíamos?
- No tiene porqué enterarse.
- Y si la engaña desde que empezaron a salir? Siempre ha sido un hijo de puta.
- Bueno Javi tranquilízate. Igual fue un rollo de una noche sin importancia.
- Ya claro. Me da igual lo que sea. ¿No puede simplemente dejarla? ¿También le tiene que faltar al respeto? Porque joder, Lola confía en él. Ella trabaja todas las putas noches y mientras el cabrón ese va por ahí con otras y qué hacemos nosotros? Nos quedamos parados
- Yo no le voy a decir nada. Tú haz lo que creas conveniente.
- ¿Qué es lo correcto Txema?
- Mira, no vas a poder evitar que Lola sufra. No creo que haya nada correcto en estos casos.

Esa noche quedamos con ella y parecía muy contenta.

- Por fin he conocido a la familia de mi novio. Después de más de dos años saliendo juntos parece que la relación se está volviendo más estable. ¿Por qué lleváis esas caras, se ha muerto alguien?
- No, nos pasa nada. Y qué haces un sábado por la noche con nosotros? ¿Debería de salir con él no?
- Es que hemos estado todo el día juntos y se ha ido a su casa porque estaba cansado.
- ¿Pero estaba cansado porque ha corrido una maratón o se ha cansado de verte la cara?
- Eeeh oye, ¿por qué la tomas conmigo? Mira, sé que no se ha portado bien conmigo durante mucho tiempo pero yo no sirvo para estar sola ¿sabéis? A mi me gusta estar en pareja y es muy difícil encontrar a alguien con quien compartirlo todo.
- Lola, tú y ese no compartís nada
- Bueno, no tenemos muchas cosas en común pero algo nos une. Las relaciones son difíciles y uno no puede tirar la toalla cuando surge el primer problema. Creo que ahora los dos le estamos pillando el tranquillo. Además, con todo lo que me ha pasado en mi casa mi humor ha variado bastante y muchas veces la he pagado con él.
- Lola, tú has tenido un montón de problemas en tu casa, has cambiado completamente de vida. Has tenido que crecer a pasos agigantados. Si él es tu novio debe ayudarte y no darte la espalda, da igual el humor que tengas. Tus problemas deben ser también sus problemas porque si no entonces qué se supone que es lo que compartís, ¿las palomitas en el cine? Eso lo puedes hacer con cualquiera.
- Bueno Javi, sé que te cae mal pero deberás respetarlo al menos cuando yo esté delante
- No Lola, no pienso respetar a ese tío. Es más, si alguna vez me lo cruzo por la calle pienso partirle la cara. No me pidas que le tenga respeto a un tío que maltrata a una persona tan dulce como tú.
- Basta ya!!

Exploté.

- No Lola, no me da la gana callarme. Ese tío te lleva maltratando dos años, se está burlando de ti y ya estoy harto. Un tío que te compara con tus amigas, te exige que adelgaces, que te maquilles, que te arregles ¿te quiere? Yo creo que no. Un tío que te ve un ratito al día, que no te recoge nunca del trabajo, que no te deja hablar con sus amigos ¿te quiere? Yo creo que no. Un tío que te hace moratones en el brazo y que te fuerza a hacer el amor no te quiere Lola, entérate de una puta vez!! Y sobretodo un tío que se va a su casa porque dice que está cansado y luego sale para enrollarse con otra ¿te quiere? YO CREO QUE NO!!

Le grité y Lola me dio un bofetón. Me lo merecía. Txema había intentado que me callara pero no lo hice y pagué toda la rabia que sentía con Lola. Ella se fue corriendo. Txema estaba muy cabreado, me dijo "¿qué coño te pasa, tarado de los huevos?" y salió corriendo a buscarla. Yo me quedé en blanco.

En las relaciones siempre hay alguien que sufre más que otro. A veces haces daño y otras veces te lo hacen a ti. Pero me parece cruel lastimar a alguien tan deliberadamente. Lo malo de este mundo es que hay gente que ya nace siendo cruel y entonces no le importa hacer daño a la persona menos indicada. Lola no se merecía ese dolor tan grande.

3 comentarios:

mon dijo...

no, pero creo que deberia saberlo..

Viviana dijo...

mm muero por saber que paso al final...
esta historia me ha encantado.. y es bueno saber que eres un gran amigo en quien lola apuede confiar..

mujer invisible dijo...

Yo no sé qué habría hecho... tal vez decir las cosas es lo correcto, pero a veces no es lo mejor. Ser buen amigo es decirle que lleva una cornamenta que le va a reventar las cervicales, y que su chico es un cerdo. Pero como dice mi madre, no hay más ciego que el que no quiere ver, y generalmente en las relaciones así, la victima (si, si, porque son relaciones de víctima y verdugo), justifica el comportamiento del otro con un apalastante: "es que me quiere, y a su manera no es malo".
Delicada situación, a la que ningún amigo ni familiar debería enfrentarse nunca.

Felicidades por tu blog