9/12/08

53

Quería estar desconectado del todo así que me dejé el ordenador, el móvil y todo lo que pudiera conectarme a Lola. Mi madre estaba acostumbrada a mis desapariciones así que ella no me preocupaba. Pero Txema sí. Ahora vivía con él y después de un mes sin saber noticias mías suponía que debería llamarlo. Se acercaba la navidad y yo no quería volver a Alicante. Aún no. Quería mantenerme alejado de todas las fiestas porque no les encontraba sentido. Mi madre tenía novio así que no iba a estar sola. Txema tenía familia y Lola se volvía loca, más aún, por estas fechas. Ella odiaba estas fechas pero siempre fingía porque aunque su casa era un desastre ahora tenía un hermano pequeñito. Y por nada del mundo dejaría que su hermano perdiera la ilusión. Y bueno, de paso escribía ella también una carta a los Reyes Magos... siempre pide algo por si cuela y creo que cuando sea vieja seguirá escribiendo esa carta...

Bueno, el caso es que un día llamé a Txema para decirle que tardaría en volver al menos un mes más y no se lo tomó muy bien:

- Joder Javi, vete a la mierda. Eres un tío muy raro sabes? Nos conocemos desde pequeños y a veces creo que eres un fantasma.
- Siento haber desaparecido así Txema pero quería probar la moto y acabé en Granada. Además me aconsejaste que tomara distancia.
- Sí pero no hablaba literalmente. Tienes que venir.
- No, aún no puedo volver. De todas formas, te hice una transferencia para que pagaras el alquiler.
- Ese no es el problema. Tienes que volver porque Lola está mal.
- Ya pero siempre se pone así cuando se acerca la Navidad. Volveré en Enero Txema, ahora no puedo, ya tengo planes.
- Joder, tú has conocido a alguien no?
-... no
- Anda que no Javi, nos conocemos un poco no crees? No sé a que vienen esos secretos ahora.
- Bueno sí, pero no era mi intención.
- ¿Y Lola?
- ¿Lola qué?
- No sé, hace un mes estabas dispuesto a decirle lo que sentías, ¿que ha pasado con eso?
- Hace un mes... Treinta días lejos dan para pensar mucho y por fin he tomado una decisión. Y después de mucho tiempo me empiezo a sentir bien otra vez y he podido conocer a alguien.
- Y esa decisión es pasar de nosotros como de la mierda.
- Oye Txema, pensaba que lo entenderías. Además no hables en plural, de ti no paso.
- Joder Javi, estoy impresionado. Debe de ser impresionante la chica que has conocido para ni siquiera preguntar por Lola.
- Pues sí, es muy buena chica. Es dulce y cariñosa. Es inteligente y guapa. Y no pienso comparar a todas las chicas con Lola. Se acabó. Porque Lola es... porque Lola es un huracán. Nunca sabes por donde te va a salir y además es borde y a veces es infantil. Y es un desastre sabes? Su cabeza es un caos y es agotador estar a su lado. Siempre se le olvidan las cosas y cambia de planes cada dos por tres y me vuelve loco y y
- Vale Javi, no sigas que ya he captado la idea. No es justo lo que estás haciendo. Mira no quiero ser yo quien esté en medio de vosotros dos. Estás concentrándote en sus defectos para olvidarte de ella y sabes lo que creo yo?
- Qué?
- Que son sus defectos lo que más te gusta de ella.
- Sí claro, me encanta que no me conteste cuando le hablo.
- Venga Javi, que es verdad que es un desastre pero anda que no te gusta discutir con ella. Además pensaba que ante todo era tu amiga. No sé si te acuerdas de por qué sigues vivo.
- Ya lo sé joder. Claro que es mi amiga. Me fui porque se me estaba yendo de las manos todo. Ya sabes que soy un poco huidizo cuando me tengo que enfrentar a algo... De todas formas lo que te he dicho antes era cierto. He estado pensando mucho y Lola y yo sólo podemos seguir siendo amigos y así quiero que sea. Además ahora estoy con Susana y creo que le voy a decir que se venga una temporada a Alicante. Si a ti no te importa.
- Estoy acostumbrado a convivir con tus amoríos. Pero Javi, si no vas totalmente en serio con la tal Susana déjala donde está.
- Bueno, vamos a cambiar de tema. Como se te presentan las navidades. ¿Te vas al pueblo de tu padre como todos los años?
- No lo sé aún. Ya veremos.
- ¿Y cómo está mi madre?
- Tu madre está muy bien pero deberías de llamarla no crees? Al fin y al cabo es tu madre no la mía.
- ¿Qué te pasa Txema?
- Que a veces eres muy egoista Javi. Desapareces porque lo estás pasando mal y aquí te dejas a un montón de personas que lo pasan mal porque no saben nada de ti desde hace un mes. Y no sólo eso, es que desconectas y si pasa algo no te enteras de nada.
- Bueno pero en un mes no puede pasar nada.
- Ah no? En un mes resulta que te buscas una novia de Granada y ahora te la quieres traer a nuestra casa. Eso te ha pasado a ti en un mes así que imagina lo que le puede pasar a otra persona.
- Pero ha pasado algo grave?
- No lo sé. Decídelo tú. Ha pasado que tu madre se ha prometido con el novio que tiene. Ha pasado que a principios de diciembre hice mis exámenes y por fin soy licenciado, ha pasado que tuve que llevar a Lola al hospital por un cuadro de ansiedad que por casi se me muere en los brazos. Y no sólo eso. Es la primera navidad que va a pasar con sus padres divorciados. Su novio la ha dejado por otra chica o eso creo yo, y no le ha dado ninguna explicación.
- ¿Su novio la ha dejado?
- Hace más de un mes. El dos de noviembre. ¿Y dónde estaba Javi? Paseándose con su moto y dejando una novia en cada puerto. El gran amigo Javi, el que siempre está cuando se le necesita. Y encima el hermano de Lola se lo lleva su padre en Navidad y su madre está deprimida y Lola ha suspendido todos los exámenes. Y yo ya no sé que hacer porque ella está agotada y encima tiene un problema con sus manos
- ¿Qué le pasa a sus manos?
- No se sabe aún. Tiene una especie de artrosis en los dedos. ¿Te acuerdas que tiene un poco los dedos torcidos y a veces se queja de que le duelen? Pues los tiene fatal. Le han vendado algunos dedos y le ha dicho el médico que no se cargue de peso, que no coja bolsas de la compra, que no se moje las manos con agua fría, que no utilice el cuchillo. Yo que sé un montón de cosas. Le han mandado analgésicos para el dolor. Lo está pasando fatal aunque no se queja. Tiene que llevar guantes porque cuanto más tenga las manos frías más le duelen los huesos de los dedos. Se le han torcido y algunos no los puede mover. Y el trabajo del mcdonalds la verdad es que no le ayuda mucho porque todas las noches tiene que recoger las sillas esas de hierro y bueno, no sé como acabará el asunto. ¿Javi estás ahí?
- Me he quedado mudo. Siento mucho todo lo que ha pasado. Y siento mucho todo lo que he hecho. Ni siquiera me he parado a pensar lo que he hecho. No quería que os sintiérais así por mi culpa. Lo siento Txema, de verdad.
- Bueno, tranquilo, siento haberte gritado pero estaba un poco estresado quizá. ¿Volverás a llamar?
- No. La próxima que hables conmigo será en persona. Porque mañana mismo voy para allá.
- No hace falta, sigue con tu ruta. Aquí la situación ya está controlada.
- Mira te voy a decir una cosa. Os he echado de menos muchísimo y no tiene sentido seguir así. Mañana nos vemos, prepara algo de comer.

9 comentarios:

H dijo...

Jope, a la pobre Lola le pasa de todo...
Y menos mal que vuelves!

Núria dijo...

mi pregunta es: ¿por qué nos cuesta tanto decir lo que se siente? ¿por qué nos empeñamos en hacer las cosas complicadas?

A veces creemos que sufriendo, dándonos mucha caña, solucionaremos antes las cosas...

Anónimo dijo...

Dios, hace mucho que sigo este blog y...hoy casi me pongo a llorar.
Anastasia

Peter Punk dijo...

Joder, la verdad que esta es una historia de película!
Pero por primera vez estoy de acuerdo con Txema, huir de los problemas no es nunca una buena solución.

Anónimo dijo...

Por favor, sigue escribiendo...no nos dejes así, no tardes tanto en actualizar!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el ultimo comment! Es una historia muy bonita...pero acabas perdiendo el interés en ella debido al tiempo que tardas en actualizar! Así que no tardes tanto, por favor...intenta ser más constante.

Anónimo dijo...

¿Por qué Lola es tan tonta y debilucha? Lo único que crea es lástima y pena!

Javi dijo...

Bueno a los tres últimos anónimos, como no sé si son la misma persona les contesto así en general... Me alegra de que te guste la historia pero no es mi problema si pierdes el interés. He dicho muchas veces que no tengo ordenador en mi casa y cuando dispongo de uno lo primero que hago es actualizar así que no puedo hacer más. También tengo que trabajar y hacer otras muchas cosas...
Y en cuanto al último comentario sólo diré que no sé si te has dado cuenta de que estás insultando a una persona, lo cual no me parece muy inteligente por tu parte dejar un comentario de este tipo sabiendo de antemano lo que pienso yo de Lola... Esta historia ya pasó hace algún tiempo, yo era más joven, Lola era mucho más joven también y las perspectivas cambian con el tiempo. Me gustaría saber como resolverías tantos problemas con sólo 18 años. No creo que sea tonta ni débil, todo lo contrario. Y si a ti te da pena puede ser que hayas entendido mal la historia...

Javi.

Caótica dijo...

Tonta y debilucha?
Anonimo III, vuelve a la EGB o a la LOGSE, y que te repasen un poco lo de la comprensión lectora, por que la verdad, que lo llevas fatal.