23/1/09

60


Mi madre y yo nos pusimos al día de todos estos años atrás viéndonos tan poco. La verdad es que pasé unos días en su casa que me sentaron muy bien. Me sentía protegido y a gusto. Me fuí pronto de casa, como muchos, a los 18 años. Y desde ese día prácticamente había vivido solo. Hasta que Txema y Lola se me agregaron para darme un poco de vida. Txema tenía razón, éramos un triángulo que no debía romperse. Cada uno le aportaba cierto equilibrio al otro. Txema y yo éramos la base, sabíamos que pasara lo que pasara nunca íbamos a rompernos. Y Lola estaba por encima, llevando a sus espaldas nuestros problemas y los suyos propios. Necesitándonos y dándonos de lado. Era la jefa, nuestro líder. Siempre era la que mejor se organizaba de los tres, nos hablaba con ganas y convicción. Algo le pasó que no nos quiso contar. Algo de lo que se avergonzaba y a día de hoy aún no conocemos. Pero algo le pasó porque su luz de repente se apagó. Y nosotros la respetamos...

Al darme cuenta que Lola era igual de necesaria para Txema que para mí, también me di cuenta de que había metido la pata al decirle lo que sentía. Porque si ahora ella decidía poner distancia entre nosotros, ¿qué íbamos a hacer? Teníamos que ser sólo amigos, ella tenía razón. Si éramos algo más podía no funcionar y entonces ya no habría arreglo. Deseaba llamarla pero me contuve, esperaría a que ella diera el primer paso. Pero no lo dio. Pasaron las fiestas, el año nuevo, los reyes magos y Lola no me llamaba. Pero llamó a mi madre para felicitarle el año. A mi me daba igual, lo que ella no sabía es que cuanto más cabezona se ponía más me gustaba a mí. Hablaron como diez minutos y yo detrás de mi madre dándoles golpecitos en el brazo como un niño pequeño. Al final me la pasó, después de no sé cuantos días asquerosamente largos, su voz:

- Hola patato
- ¿Patato? ¿Ahora me llamas patato?
- ¿Sabes que tardé casi 6 horas para montar el barco de Peter Pan?
- ¿Tan grande era?
- Grande y con un montón de detallitos. Y después de tirarme tanto tiempo mi hermano se ha puesto a jugar con la caja, se ha hecho una nave espacial con ella.
- Qué rico, suele pasar
- El año que viene le regalo una caja de cartón y un tarro de lápices
- ¿Y a ti qué te han traído?
- Nada, parece ser que ya soy mayor, pero bueno, me quedaré el barco de Peter Pan si mi hermano no lo quiere...
- ¿Cuándo nos vamos a ver?
- No lo sé
- ¿Qué tal la nochevieja?
- Larga y dura. Jajaja
- Qué pava eres! ¿No te ibas con tu primo, su novia y sus hermanas?
- Sí. ¿Y?
- Habrían chicos guapos no?
- Sí. ¿Y?
- Pues no sé, que siempre viene bien tontear en nochevieja.
- Javi, sólo hace una semana que me dijiste que me querías, ¿me estás diciendo de verdad que tendría que haberme enrollado con el primer pijo borracho que se me acercara?
- No, si te has enrollado con alguien me muero.
- Pues un tío me tocó una teta
- ¿En serio?
- Sí qué asco, iba de alcohol hasta las cejas y empezó a tontear conmigo y con mis amigas y se nos agarró del hombro y le tocó una teta a cada una. La verdad es que me entró la risa pero le quité el brazo enseguida. Por lo demás, un merderol. La música era pachanga asesina, hacía frío y cuando me entró el bajón me abracé a la barra del bar y la prima de no sé quién empezó a darme consejos sobre amor. Además consejos de revista adolescente, porque la tipa no era ni mayor de edad.
- ¿Y qué le dijiste?
- Pues le dije, ¿perdona bonita pero a ti te han follado alguna vez?
- No puede ser
- Claro que no joder, cómo le voy a decir eso a la pobre, si la chiquilla sólo intentaba consolarme pero pensé en decírselo mil veces. Quiere que nos vayamos de compras al centro comercial. Ya hemos intercambiado número de móviles y todo.
- ¿Puedo ir con vosotras?
- ¿Para qué?
- Porque necesito el nuevo pintalabios que ha salido
- Venga no seas bobo. Sabes de sobra que necesito conocer a gente. Paso tanto tiempo con vosotros que ya no sé mantener conversaciones con otras personas.
- Eso me suena mal
- No te pongas paranoico, sólo digo que a veces necesito hacer cosas de chicas, que en realidad nunca hago
- Nunca las haces porque no te preocupan. Irse a un centro comercial de compras no es de chicas, es de idiotas. Con nosotros también haces cosas de chicas
- Venga va, pero si ya me siento con las piernas abiertas y todo. Además ahora mismo llevo puestos unos calzoncillos tuyos, esos de cuadritos tan monos
- ¿Ves? Ponerse unos calzoncillos es muy femenino. Y además, eso lo hacen las novias, así que ya nos queda menos.
- Ay no empieces con el tema
- Bueno pues si no quieres ser mi novia devuélveme los calzoncillos
- Vale
- ¿Vale qué?
- Que sí, que ya te los daré. Bueno, tengo que ir colgando ya
- No, espera Lola. ¿Cuándo nos vemos?
- Pues no lo sé Javi, ahora ando muy liada y tengo muchas cosas que... bueno venga, mañana
- ¿En mi casa?
- No, en algún sitio más neutral. Invítame a un café. Mañana te llamo.
- ¿Se lo digo a Txema también?
- Lo que quieras, pero tú y yo tenemos que hablar
- Lo dices muy seria. Es malo a que sí.
- Que no es nada. Simplemente tenemos que hablar, sobretodo tú. Adiós.
- Hasta mañana

12 comentarios:

Xavier dijo...

Espero que haya final feliz.

Javi (otro) dijo...

Collons, quin neguit!

Respecto al final felíz... Me da a mí que no, y por eso esta historia es tan especial. En cualquier caso, si Javi y Lola quieren, ya lo descubriremos, tiempo al tiempo.

Un placer leerte tan seguido, se agradece.

Ludwig Constantine dijo...

Yo lo que espero es que esto no signifique que se acerca el final de la historia. Aunque me temo que sí.

acidgirl dijo...

Espero que sea una conversación en condiciones, que el muchacho es de los que tiran para los cerros de Úbeda en menos que canta un gallo.

Cuéntalo ya por dioss!!!

unamas dijo...

No sé por qué Lola me recuerda a alguien. Siempre intentando mantener el tipo, parecer fuerte e insensible.
Qué putadas nos gasta la vida..
Un abrazo Javi

Déjame que te cuente dijo...

NO sé por qué sale una más, si es desde el calor de la lumbre..

Anónimo dijo...

Muy buenas.
No sé del todo bien como empezar este comentario, y mucho menos sé como explicarte lo que has conseguido hacerme sentir con tu historia. Aún no he terminado de leerla, y ya he conseguido amaros a Lola y a ti de una forma irreal. Si adoro el gran universo que es internet, es por cosas como esta, nunca sabes qué es lo que te vas a encontrar. Y sin duda, este blog es de lo mejor que he podido ver hasta ahora. Te doy mi más sincera enhorabuena, porque has conseguido algo muy bello, y es hacer sentir a través de las palabras, de una historia.
Te dejo aquí mi correo por si te apetece hablar con una chiquilla que se considera bastante similar a Lola. Espero que leas esto y como mínimo se dibuje una sonrisa en tu cara, como las que estás dibujando en la mía a medida que leo una línea más.
Un saludo.




siempreynuncasonmentira@hotmail.com

CRD dijo...

que bien encontrarse de repente 3 entradas seguidas.
Javi me encanta tu blog, lo descubrí por casualidad en septiembre, y desde entonces lo sigo y por él tb me enganché a los 2 d lola.
Mucha suerte xa los 2.

Clara dijo...

Hola! Precioso blog...

Peter Punk dijo...

ay ay ay!! Q ganas tengo de saber como fue la conversacion!

Anónimo dijo...

Jajajajajajaja ;"perdona bonita, pero a ti no te han follado nunca, no?.
Que bueno Javi.
Saludos!.

Elena dijo...

He ido a parar x este blog viendo el blog d una amiga, que tenía tu enlace. no he tenido aún tiempo de leer el resto de entradas..pero con esta me has enganchado!
realmente son diíficles los triángulos de amigos, amorosos, o de lo que sea...xq los sentmientos salen siempre, y xq ocultarlos?
Gracias Javi!
Un blog precioso!
Tienes una nueva seguidora